Conociendo más sobre los superalimentos

 

Si hay una tendencia que esté destacando en los últimos tiempos dentro del sector de la nutrición, esa es sin duda la de los superalimentos. Alimentos como la quínoa o las semillas de chía han pasado en muy pocos meses de ser unos completos desconocidos para la población en general a ocupar un lugar central en el debate sobre salud y nutrición. Pero, ¿qué son en realidad los superalimentos y cómo ayudan a nuestro organismo?

El término, que se ha puesto de moda en los últimos meses, no hace sino reunir bajo una misma denominación a una serie de alimentos que destacan especialmente por lo que se ha dado en llamar una “alta densidad nutricional”, es decir, por ser unos ingredientes con un valor nutricional muy alto y mucho potencial nutritivo. Este tipo de alimentos son muy ricos en antioxidantes además de grandes fuentes de minerales; también contienen grasas saludables y una importante cantidad de vitaminas, además de ser bajos en calorías.

Por todas estas propiedades beneficiosas para el cuerpo humano los superalimentos han llamado la atención de nutricionistas, cocineros y “foodies” que se han apresurado a investigar sobre estos productos, muchos de ellos desconocidos hasta ahora. Y aunque es cierto que todos estos superalimentos reúnen una serie de nutrientes indispensables en cantidades nada despreciables, en lo que coinciden todos los expertos es en que el consumo de estos alimentos no puede sustituir nunca a una dieta equilibrada, la cual es la clave para una vida saludable. Por ello es buena idea incluirlos en nuestra dieta manteniendo unos hábitos alimenticios saludables, ya que por sí solos no hacen milagros.

Entre estos superalimentos podemos destacar la quinoa, una semilla con aspecto de cereal del que ya os hablamos hace un par de meses en este artículo y que es el ingrediente principal de la nueva Ensalada de Quinoa con Legumbres, Maíz y suave aliño de Chili y Lima Carretilla. Como recordaremos su valor proteínico es muy alto y contiene fibra, antioxidantes, vitaminas y minerales en altas cantidades.

Otros superalimentos que están empezando a ser descubiertos por el gran público son las semillas de chía. Estas semillas han empezado a hacerse populares gracias a su alta concentración del ácido graso Omega-3. También es una importante fuente de fibra, calcio y proteínas.

Pero las especies exóticas procedentes de América no son las únicas que pueden presumir de ser superalimentos. De hecho, muchos de los ingredientes de la dieta mediterránea que consumimos diariamente y desde hace mucho tiempo entrarían en la categoría: el aceite de oliva, las legumbres, verduras como el brócoli o cítricos como la naranja son también alimentos que aportan grandes beneficios al organismo y que no deben faltar en toda dieta equilibrada.

Carretillero, ¿cuál es tu opinión sobre los superalimentos? ¿Forman parte de tu alimentación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *