¡Déjate sorprender por los Espárragos Carretilla!

Los espárragos forman parte de la dieta mediterránea desde tiempos inmemoriales. ¿Sabías que aparecen representados como ofrenda en una escultura egipcia que data de hace más de 3000 años? Su nombre procede de la palabra griega aspharagos o asparagos, que a su vez proviene del persa asparag, con el significado de “brote”. El célebre médico y filósofo romano de origen griego Galeno de Pérgamo ya lo recomendaba como planta medicinal en el siglo II, y el libro de recetas más antiguo que ha llegado hasta nuestros días, De re coquinaria (“Sobre materia de cocina”, escrito por Apicio en el siglo III), incluye una receta con espárragos. Ello nos habla de cómo sus cualidades culinarias han sido ampliamente conocidas y apreciadas desde muy antiguo.

Los espárragos en conserva son uno de los productos que incluimos en nuestro catálogo desde la fundación de Carretilla en 1875. A lo largo de estos más de 140 años, nuestra experiencia nos ha llevado a ser, hoy en día, especialistas y referente en la producción de este alimento.

Después de milenios de historia en nuestra cocina, el espárrago sigue siendo un alimento de plena actualidad, por lo que, como especialistas, queremos compartir contigo una serie de recetas que te sorprenderán por su originalidad y por su forma innovadora de incluir el espárrago en nuestros menús. ¡Toma nota!

Ensalada de espárragos y fresas

Se acercan los calores del verano y las ensaladas pasan a ser las protagonistas de nuestra dieta. Comidas ligeras y frescas como la que te proponemos: una ensalada de espárragos y fresas que sienta de maravilla y es muy fácil de preparar.

Corta en trozos los espárragos blancos Carretilla, limpia las fresas y trocéalas también.  Añade unas hojas de rúcula y aliña al gusto, con un poquito de sal, aceite y vinagre (preferiblemente de Módena).  La receta admite muchas variaciones; puedes aliñar también con limón, vinagre de manzana e incluir frutos secos o miel. ¡Tú pones el límite!

Crema de espárragos blancos

Las cremas son otra buena alternativa para esas comidas ligeras que tanto apetecen en estas fechas. Para una crema de espárragos blancos Carretilla deliciosa, corta fina una patata pelada, pica un puerro y una cebolla y ponlo a rehogar durante 5 minutos más o menos. Añade los espárragos blancos Carretilla troceados, un poco de líquido de gobierno (el del frasco) y un poco de leche. Déjalo cocer durante 15 minutos. Pasado ese tiempo, tritura la mezcla y cuélala para que no queden grumos. Para acabar, añade un poco de nata, un poquito de sal y de queso rallado (ideal parmesano) para darle el toque final. ¡Lista para servir caliente o fría! Puedes presentar el plato con un poquito de perejil o unos daditos de pan frito.

Quiche de espárragos

Un quiche es ideal para esas salidas al campo de picnic o para un día de playa: están deliciosos y son muy fáciles de hacer. Corta dos puerros muy finos y sofríelos. Escurre y reserva. Saca los espárragos del frasco y colócalos sobre papel absorbente. En un bol, mezcla un huevo batido con 200 ml de nata de cocinar y salpimenta.  Extiende una lámina de masa de hojaldre en un molde para quiche para horno y rellénala con la mezcla de los puerros salteados, la mezcla de huevo y nata y 100 gramos de queso cremoso. Coloca los espárragos sobre la mezcla. Hornea a 200º con calor en la parte de abajo hasta que la masa esté cocinada y el huevo bien cuajado. Para terminar, gratina y… ¡listo para la excursión.

Canapés de espárragos con jamón serrano

El verano es también sinónimo de tapas y aperitivos al aire libre, y el que te  proponemos es irresistible. Solo necesitas un frasco de espárragos blancos Carretilla, pan, rúcula y unas lonchas de jamón serrano. Escurre los espárragos, posa cada uno en una rebanada de pan con una cubierta de rúcula y luego enróllalo todo con una loncha muy fina de jamón. Al final, remata con un chorrito de aceite de oliva. ¡Vuelan en un abrir y cerrar de ojos!

Puede que lleven miles de años con nosotros, pero los espárragos nunca pasan de moda. Y con un poco de imaginación, podemos encontrar recetas tan sorprendentes como estas, que además admiten multitud de variantes. Seguro que leyendo nuestro artículo se te han ocurrido otras muchas ideas para sacar todo el partido a este alimento tan sano y sabroso, ¿verdad? ¡Pues no olvides compartirlas con nosotros en los comentarios! Bon appétit!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *