Este verano #SeLlevan los espárragos Carretilla

La llegada del verano con el aumento de las temperaturas, las vacaciones, la inactividad escolar de los más pequeños de la casa y la mayor cantidad de horas de luz marca el inicio de una época especial del año, con la oportunidad de tener más tiempo libre para nuestras actividades preferidas, desconectar y, por supuesto, estar con las personas que nos importan.

Son además unos meses en los que cambiamos nuestros hábitos a la hora de comer, buscando comidas ligeras y a ser posible frescas que nos ayuden a combatir los rigores del calor. Por eso, en verano alimentos como los espárragos en conserva son ideales, ya que se pueden tomar en frío, son muy ligeros, están listos para comer y además de saludables son deliciosos. Hoy te inspiramos con algunas recetas con espárragos, perfectas para esos momentos especiales que nos trae esta estación.

Para una cena en casa en noches calurosas

Como las vacaciones no son tan largas como nos gustaría, la mayor parte del verano la pasamos en nuestro hogar, que tampoco está mal. ¡Como en casa en ningún sitio! Y a la hora de hacer frente a esas noches calurosas, lo ideal es disfrutar de una cena ligera y sabrosa que pueda hacer especial un día cualquiera.

Un plato muy veraniego para estas ocasiones puede ser unos espárragos blancos con vieiras, toda una delicatesen que con un poco de preparación se convierte en una alternativa deliciosa y de lujo. Para dos raciones tan solo necesitas un frasco de espárragos blancos Carretilla, cuatro o seis vieiras limpias, cuatro langostinos grandes, queso crema con un poco de zumo de limón, cebollino y algo de mantequilla y nata. Te dejamos todos los pasos de este plato rico y vistoso aquí.

Aún más sencillo, pero igual de delicioso y de categoría, es preparar unos espárragos con salmón. Basta con unos cuantos espárragos blancos y verdes, un par de lomos gruesos de salmón, mantequilla, tomates cherry y cebollino para tener una receta que nunca falla. Dora los lomos en una sartén con mantequilla vuelta y vuelta antes de salpimentar, y luego saltea los espárragos con los tomatitos partidos por la mitad. Salpimenta de nuevo y sirve el conjunto con un poco de cebollino espolvoreado por encima. ¡Tan fácil como sabroso!

Para una cena en familia a pie de playa

Uno de los momentos más especiales del verano es cuando podemos reunir a toda la familia durante unos días en la playa. Ya sea invitándola a nuestras propias vacaciones o regalándole una visita en su lugar de veraneo, una cena alrededor de una mesa con el rumor de las olas de fondo y la brisa marina refrescando el ambiente siempre es un placer.

Para estas ocasiones, nos encantan esas recetas sencillas que nos permiten compartir lo que hay en el plato y comprobar cómo se va vaciando al ritmo que avanzan las conversaciones, las anécdotas y los chascarrillos. Un tartar de espárragos y manzana, por ejemplo, es un plato que se prepara en apenas 20 minutos y que servido fresquito entra de maravilla. Con un frasco de espárragos Carretilla, un poco de salmón ahumado, tomates, aceitunas, lechuga y una manzana conseguimos una experiencia gastronómica que no deja indiferentes. Consulta la receta aquí y disponte a sorprender a todos.

En estas reuniones veraniegas no pueden faltar las ensaladas, el plato estrella de cada verano. Una ensalada diferente a lo habitual es ideal para estas que estas reuniones sean un poco más especiales, y por eso se nos ocurre que una con espárragos, granada y nueces es una opción perfecta. Una mezcla de ingredientes y sabores sorprendentes que todavía alcanza otro nivel si caramelizas las nueces. ¡Hay que probarlo!

Para esas comidas con invitados

Una de las mejores cosas que tiene el verano es que entre las vacaciones y que muchas personas disfrutan de un horario reducido de trabajo en estas fechas, hay más tiempo libre del que disfrutar. Y eso abre más posibilidades de poder compartirlo con nuestros amigos. ¿Qué mejor manera de aprovecharlo que invitándoles a comer en casa? ¿Y si aprovechamos además para dejarles boquiabiertos con unas recetas de lo más original?

Por ejemplo, con unos crepes gratinados de espárragos con jamón, un bocado delicioso que te ocupará muy poco tiempo en la cocina para poder disfrutar más de la buena compañía. La receta es sencilla, y te la dejamos aquí paso a paso incluyendo las instrucciones para hacer tu propia masa de crepes, aunque también la puedes comprar ya hecha para ahorrar aún más tiempo y esfuerzo.

En la misma línea de cocina fácil pero deliciosa y de gran calidad podemos preparar unos rollitos de salmón y espárragos. Con espárragos verdes y blancos Carretilla del calibre que más te guste, un poco de salmón ahumado y queso cremoso te queda un bocado lleno de sabor que dura en el plato un visto y no visto. ¡Seguro que te piden más!

Para picar en fiestas y reuniones

Precisamente porque sabemos que el verano es una época ideal para compartir tiempo con amigos y familiares, merece la pena tener a mano muchas alternativas para ofrecer ricos platos a nuestros eventuales invitados. Sobre todo, si se trata de recetas rápidas y sencillas que sorprendan por su sabor.

Un ejemplo serían estos aperitivos de montadito de espárragos con jamón. Tan fácil como partir una barra de pan en rebanadas gruesas, untarlas con un poco de crema tártara y colocar sobre ella unas hojas de rúcula y un espárrago blanco escurrido antes de envolverlo todo con una rodaja de jamón serrano. ¡Para repetir una y otra vez!

También puedes optar por otra alternativa parecida con un poco más de elaboración como la que te mostramos aquí, con vinagreta. O por unas tostas de espárragos gratinados como estas, que tienen el toque delicioso del queso manchego rallado y que se preparan igualmente en un santiamén.

Para irse de picnic

Otra de las ocasiones especiales que nos plantea el verano es la de coger la cesta y el mantel y salir al campo o al parque a compartir buenos momentos en familia o con amigos. En estas reuniones la comida es fundamental, y os proponemos otras dos recetas que sin duda harán las delicias de pequeños y mayores.

Como este quiche de espárragos blancos con salmón, huevo, nata, espinacas y queso, una maravilla para llevar de la que te dejamos todos los pasos uno a uno aquí. O este pastel de espárragos para tomar en frío, una receta que triunfa en cualquier situación, pero especialmente en esas tardes al aire libre.

Como ves, hay una receta de espárragos para cada momento este verano. Y tú, carretiller@, ¿por cuál vas a empezar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *