LA IMPORTANCIA DE LA TAPA EN NUESTRA CULTURA

La Real Academia Española define la “tapa” como una “pequeña porción de un alimento que se sirve como acompañamiento de una bebida”. Se suele argumentar que el origen etimológico del término viene de la antigua costumbre de tapar las copas y los vasos de vino en las tabernas y mesones con un trozo de pan o una rebanada de jamón, para que conservara el olor e impedir que entraran insectos o polvo.

Hoy en día las tapas se han convertido en una especialidad gastronómica que forma ya parte de la cultura española y se han hecho populares en todo el mundo.
Las tapas son además un símbolo de la comida como elemento de relación social: contribuyen a la sensación de compartir y estimular la charla y el intercambio de opiniones.

Representan la posibilidad de comer de pie, de forma distendida y relajada. “Tapear” se ha convertido en uno de los principales entretenimientos en España. La dilatación de la comida entre tapa y tapa favorece la conversación, la digestión y las relaciones sociales.

La sociedad tiene muy claro que “ir de tapas” no sólo es alimentarse, es también un acto lúdico, un acto social en el que nos relacionamos, es un hábito arraigado desde hace mucho tiempo en la manera de vivir de los españoles. Comer de tapas nos permite disfrutar de multitud de sabores enraizados en la cultura gastronómica del lugar en el que nos encontremos.

La popularidad de las tapas ha dado mayor libertad a cocineros y comensales, que ahora tienen la posibilidad de experimentar más que nunca en la cocina.
Las tapas presentan diferentes ventajas frente a los platos tradicionales: son más ligeras, rápidas de hacer, y permiten que tomemos una gran variedad de alimentos en 2 ó 3 raciones. Esto nos facilita llevar una dieta mediterránea equilibrada, ya que gracias a las tapas podemos tomar muchos alimentos distintos en una sola comida, aportándonos nutrientes variados.

Aunque originalmente las tapas se reducían a lonchas de chacina, quesos, aceitunas o frutos secos, hoy son objeto de la cocina más elaborada. Las tapas de diseño más originales y novedosas se suman ahora a las adaptaciones de guisos a pequeñas raciones, los montaditos y las tapas clásicas. Su precio, inferior al de un plato de comida al uso, es otra de sus grandes ventajas. Aunque hace años se comían antes de la comida principal, ahora la han sustituido.

En Carretilla, concienciados con la popularización de las tapas, no hemos querido permanecer al margen de la consolidación de esta modalidad de alimentación en nuestro país, y por este motivo hemos hecho también nuestra aportación a la oferta existente en el “Mundo de las Tapas”, presentando alguna de las tapas más típicas de nuestra gastronomía: Patatas Ali-Oli, Patatas Bravas y Ensaladilla. Listas para llevar y tomar donde quieras. ¿Te apuntas?

(http://www.carretilla.info/es-ES/prueba-carretilla/platos-preparados.aspx)

¡¡Buen provecho y… que empiece el tapeo!!

*Fuente: FEN (Fundación Española de la Nutrición)