¿Por qué Carretilla garantiza una Calidad y no un origen?

CARRETILLA es la marca que ofrece el máximo estándar de calidad del mercado, ya que ha establecido un nivel de calidad superior al que la ley exige para obtener la máxima calificación en espárragos: Calidad “Extra”. Los espárragos CARRETILLA, de calidad EXTRA, destacan por su ternura, su color blanco y su buen sabor.

Desde 1875 hasta 1989, los espárragos CARRETILLA se elaboraban en Navarra. Para impulsar la marca y poder suministrar a las principales Cadenas de Distribución nacional, en la década de los 80 se hizo necesario incrementar la capacidad de producción. Navarra, por la limitación de terreno cultivable y la dificultad cada vez mayor de encontrar mano de obra, no ofrecía este potencial de crecimiento. Por ello, y antes de salir del territorio español, realizamos una primera experiencia en Andalucía y Extremadura, pero no se consiguió la cantidad requerida con la calidad exigida y establecida para CARRETILLA.

Por esta razón, CARRETILLA se vio obligada a realizar una exhaustiva búsqueda por diferentes países hasta localizar, en una zona concreta de Perú, las condiciones óptimas para el cultivo del espárrago (terreno franco-arenoso, temperatura moderada, precipitaciones abundantes, niebla local, etc), y en la siguiente década en China, al haberse convertido en el principal país productor de espárrago.

Para iniciar la producción en Perú, CARRETILLA trasladó allí su equipo de técnicos navarros para crear su propia planta de producción, formar a los trabajadores y controlar absolutamente todo el proceso de elaboración del espárrago para poder lograr la calidad exigida para el espárrago CARRETILLA. Desde entonces, siempre han sido personas de Navarra quienes dirigen nuestras plantas de producción en ambos países.

El origen exclusivamente no garantiza un buen espárrago, sino que requiere un cuidado y saber hacer en todas y cada una de sus fases de elaboración. Así pues CARRETILLA lleva a cabo un cuidadoso proceso de elaboración para este delicado vegetal:

  • La selección de los campos idóneos para su cultivo.
  • La elección de las variedades óptimas de espárrago: desde los inicios, se envió la variedad adecuada de planta de espárrago de Navarra, para su plantación con ayuda de agricultores llevados expresamente de Villafranca (Navarra).
  • La reducción del tiempo al mínimo desde la recogida en el campo hasta el envasado.
  • La selección sólo de los de los mejores frutos, uno a uno.
  • El pelado tradicional realizado a mano.
  • El calibrado que garantiza uniformindad de calibre en cada envase.
  • Un envasado que, en el caso de las latas, se realiza con el sistema de apertura patentado Abre-¡RAS! de CARRETILLA.

Disponemos de sistemas de control claramente diferenciados. Por ejemplo:

  • Realizamos un control y seguimiento de los tratamientos térmicos a través de termoregistradores en todas y cada una de las cocciones.
  • El 100% de los envases pasan por equipos de detección mediante rayos-X para evitar cualquier incidencia por materias extrañas en el mercado.
  • Realizamos tratamientos y análisis de agua exhaustivas bajo estrictos controles europeos: metales, pesticidas, etc.
  • Somos pioneros y reconocidos en materia de trazabilidad. Aseguramos y garantizamos la trazabilidad del producto desde la materia prima en origen hasta el centro en el que el consumidor adquiere el producto.

El resultado de tanto esfuerzo es la marca “CARRETILLA”, que garantiza una alta calidad con independencia del origen del fruto, cumpliendo siempre los parámetros de calidad que nos exigimos:

  • Espárrago tierno y sin hilos (hebras).
  • Espárrago blanco.
  • Punta cerrada, no espigado.
  • Uniformidad de calibre en el mismo envase.
  • Agradable sabor característico.

CARRETILLA, una combinación de tradición e innovación, prestigio y máxima calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *